Noticias: La discriminación hacia la comunidad LGBT reflejada en los salarios

 

Un estudio presentado por la Human Rights Campaign (HRC) realizado en los Estados Unidos ha confirmado que los trabajadores de la comunidad LGBT en ese país  ganan un sueldo 10 % menor al del promedio. Este trabajo realizado durante 2021 fue finalmente publicado en enero del presente año. El estudio fue realizado a 7 mil trabajadores LGBT con base en los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales de Estados Unidos (U.S. Bureau of Labor   Statistics). De esta investigación, se obtuvo que el sueldo promedio de una persona LGBT es de 900 dólares semanales, mientras que un trabajador promedio en   ese país gana mil dólares a la semana

 

Otros datos que se pueden mencionar son los siguientes

  • Las mujeres LGBT ganan unos 875 dólares semanales en promedio
  • Las personas LGBT de color unos 800 dólares por semana.
  • Personas transgénero fluctúan entre 600 y 700 dólares semanales.

 

“Las personas de color LGBTQ+, las mujeres y los hombres transgénero y las personas no binarias ganan incluso menos en comparación con el trabajador típico”, destacó Human Rights Campaign, una de las mayores ONG defensoras de la comunidad LGBT

 

Impacto de la brecha salarial

Esta brecha salarial contribuye a las disparidades económicas entre la población LGBTQ. Por ejemplo, los adultos LGBTQ tienen más probabilidades de sufrir inseguridad alimentaria, pobreza e inestabilidad económica. Los salarios más bajos subyacen a estas disparidades. «Menos ingresos de dólares y, por lo tanto, menos dólares disponibles para gastar en recursos, pueden tener un impacto mucho más amplio que la simple economía», dijo Shoshana Goldberg, directora de educación pública e investigación de la Fundación HRC. «Podemos ver claramente cómo el impacto de la brecha salarial se extiende a todos los aspectos de la vida, la salud y el bienestar de los adultos LGBTQ+».

 

«Los salarios más bajos también pueden reflejar puestos que carecen de beneficios, lo que puede exacerbar aún más las barreras de acceso a la atención médica», dijo Goldberg. «Los adultos LGBTQ+ también son más propensos a informar que renuncian o retrasan la atención médica necesaria debido a los costos, lo que puede ponerlos en riesgo de tratamiento insuficiente de afecciones de salud agudas y crónicas».

 

Jean-Marie Navetta, directora de aprendizaje e inclusión de la organización de concientización LGBTQ PFLAG, dijo que las disparidades salariales también dificultan el ahorro de dinero, poniendo en peligro las redes de seguridad, los fondos de jubilación y la riqueza generacional.  Según sus palabras «Las disparidades [de la brecha salarial] significan que las vidas de las personas son fundamentalmente diferentes de una manera mucho más difícil», dijo Navetta. «Una parte significativa de la población que no recibe el mismo salario por el mismo trabajo es una de las ideas menos estadounidenses posibles».

 

Los beneficios para empleados también han sido un problema entre los trabajadores LGTBQ. Un estudio de 2018 realizado por la Fundación HRC mostró que menos de la mitad de los encuestados LGBTQ tenían trabajos que cubrían la licencia parental para nuevos padres de todos los géneros o trabajos que la ofrecían por igual para los padres biológicos y los que adoptan o acogen a un niño.

Necesidad de un cambio 

«Los empleadores y los profesionales de recursos humanos deben garantizar que los paquetes de beneficios incluyan tanto a los cónyuges legales como a las parejas de  hecho,  así como las diferentes formas en que una familia puede ser padre, a fin de garantizar que las familias LGBTQ+ tengan el mismo acceso a los beneficios financieros, sin discriminación alguna», añadió Goldberg. Navetta finalmente enfatizó cómo los estudios que evalúan la vida LGBTQ+ permiten a los líderes empresariales, profesionales de recursos humanos y otros comprender mejor las disparidades y los desafíos que enfrenta esta población.

 

 

 

 

 

 

Fuente SHRM – Society of Human Resource Management

Artículos relacionados